jueves, 7 de abril de 2016

Kroos metió un codazo y le sacó un diente

Iban 25 minutos, Real Madrid caía 2-0 de visitante ante Wolfsburgo y la impotencia de sus jugadores se notaba en cada acción del partido. Pero nadie se habría imaginado que podría llegar tan lejos.



Porque el futbolista alemán Toni Kroos embistió a Vieirinha en una jugada donde elevó de más el codo y le generó la pérdida de un diente. El árbitro ni siquiera lo sancionó con una tarjeta amarilla, lo cual fue reclamado por los jugadores de Wolfsburgo. ¡Imperdonable!

No hay comentarios:

Publicar un comentario