jueves, 14 de abril de 2016

Barcelona está obligado a reaccionar en la Liga



El Barcelona tendrá que aparcar la decepción y espantar sus demonios este domingo (16:30) para conservar el liderato, en una jornada en la que recibirá al Valencia agobiado y en la que saltará al césped cuando se haya resuelto el partido del Atlético de Madrid, su verdugo en Europa y primer perseguidor en la Liga.

La reacción del Barcelona, que este miércoles dijo adiós a la Liga de Campeones en el Calderón, es uno de los grandes alicientes de la jornada 33, en la que también será curioso ver debutar como técnico de Primera en el banquillo del Getafe a Juan Eduardo Esnáider. Lo hará precisamente contra el primer equipo de la Liga española en el que jugó, el Real Madrid. Aunque hay noventa minutos por delante, a priori no parece el momento más fácil para que se estrene Esnáider, que conoce bien al Getafe porque fue segundo de Michel.

Cuando Atlético y Granada acaben será el momento del Barça. El de Messi, Neymar, Suárez y compañía, que todavía buscan explicaciones.

El encadenamiento de errores, en casa, fuera, en Liga y en "Champions", ha convertido al líder en un equipo desconocido obligado a reaccionar.

Esa obligación también la tiene su rival, el Valencia. Los de Pako Ayestarán respiraron un poco al sumar los tres puntos ante el Sevilla, pero tienen un calendario muy complicado y una situación difícil con Sofiane Feghouli, suspendido de empleo por el club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario