jueves, 23 de abril de 2015

Chicharito mete al Real Madrid en la semifinal

Un tanto del mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández a dos minutos del final le dio la victoria al Real Madrid sobre el Atlético de Madrid y resolvió el ‘euroderbi’ de cuartos de final de la Liga de Campeones.

‘Chicharito’ Hernández rompió la igualdad a los 88 minutos prácticamente a puerta vacía tras una escapada y un centro del portugués Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid, defensor del título, se une en semifinales al Barcelona, al Bayern Múnich y al Juventus, que eliminó ayer al Mónaco. Sin alardes ofensivos el duelo pasó a ser de intercambio de golpes. Una falta de James la respondía Gámez con un disparo que blocaba Iker. Un centro magnífico del colombiano lo remató Chicharito y Juanfran salvó a su equipo. Cristiano lo probaba a balón parado pero se topaba con una pesadilla llamada Oblak. El portero esloveno se agigantó como en la ida a un minuto del descanso. Salvó uno de esos errores que cuestan eliminatorias, de Saúl en una mala salida de balón, que aprovechaba James para dejar solo a Cristiano en el mano a mano que sacó Oblak a su izquierda.

Nacía la segunda parte con un guión abierto, buscando un desenlace a una batalla futbolística que tuvo como protagonista inesperado al colegiado alemán Félix Brych. Hasta la decisión que marcó la eliminatoria la igualdad marcaba el duelo. El Atlético de Madrid mostraba una vez más que es el bloque más difícil de derribar, el peor rival posible. Cuando recibió ocasiones apareció Oblak. Varane dejaba dos testarazos en saques de esquina, Isco inventaba su mejor pase de la noche para dejar solo al Chicharito que cruzó en exceso su disparo.

Era cuando el plan de Simeone entraba en acción. Una película ya vista de forma repetida en el Bernabéu.

Restaban 14 minutos por jugar que se le hicieron eternos al Atlético de Madrid. Las ocasiones llegarían. Oblak cerró su exhibición sacando otra a Chicharito al minuto 80, saliendo rápido para tapar portería y rozando el balón para mandarlo a córner, pero nada pudo hacer a dos minutos del final. Como en Lisboa, cuando todo llegaba a su fin, llegó el gol del Real Madrid. Cristiano pidió el balón, rompió en velocidad, se asoció con James y regaló el tanto al Chicharito. El fútbol premió al invitado, al jugador que pasó del ostracismo a la titularidad en el día clave. La explosión del Bernabéu más que por semifinales era por volver a tumbar, siete partidos después, a un Atlético que vuelve a ser grande gracias a Simeone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario