domingo, 16 de febrero de 2014

Entre el Bernabéu y la ‘ciudad’ de Valdebebas

La FIFA lo acreditó como el mejor club del siglo XX y como tal, el Real Madrid tiene en el Santiago Bernabéu un estadio que hace honor a sus credenciales en la madridista zona de la Castellana. El portentoso escenario inaugurado en 1947 lleva el nombre de quien fuera futbolista e ‘inigualable’ presidente del club.

En la primavera-verano de 2015 arrancará el proyecto de remodelación y una vez concluidas las obras, en 2018, el nuevo Bernabéu será un estadio único en el mundo, según lo asegura el arquitecto Tristán López-Chiceri, vicepresidente de uno de los tres estudios encargados de los trabajos que contemplan la instalación de una cubierta superior y hasta la construcción de un alojamiento hotelero de 120 habitaciones por encima de los palcos Vip pero solo una de las plantas tendrá vistas al interior del estadio, el resto de las habitaciones darán a la Castellana.
Actualmente, el también llamado ‘coliseo blanco’ tiene una capacidad para 81.044 espectadores y un total de 245 palcos Vip. El astro portugués Cristiano Ronaldo dispone de un palco especial que incluye un ascensor exclusivo y todo el confort imaginable.

El Bernabéu cuenta, además, con un completo museo que atrae diariamente a miles de turistas que abonan entre 17 y 20 euros -poco más de 20 dólares- por una entrada para conocer en atrayente exposición la rica historia y las grandes conquistas del Real Madrid. El ‘tour’ incluye un recorrido por los vestuarios y fotografías al borde de la cancha que luce siempre impecable. No es para menos. Después de cada encuentro del Real Madrid, una cuadrilla de jardineros dirigidos por un irlandés realiza cuidadosas tareas de mantenimiento del césped natural que, por cuestiones de calidad, es importado desde Irlanda. Las lluvias y nevadas invernales no representan problema mayor porque cuando la temperatura llega a los 8 °C, automáticamente se activa bajo la superficie un sistema de calefacción que protege las raíces de la grama.

En las gradas, los espectadores también están protegidos de las bajas temperaturas por una ‘batería’ de grandes estufas colocadas en lo alto de las estructuras metálicas del estadio. Aunque en el crudo invierno europeo siempre es recomendable un buen abrigo y un café caliente para un mejor pasar.

A no mucha distancia de la capital española, en la ruta al aeropuerto de Barajas, el Real Madrid posee su ‘ciudad deportiva’ inaugurada en 2005 sobre una extensión de 120 hectáreas. Se trata de un completísimo centro de entrenamientos que incluye el estadio Alfredo Di Stéfano, donde juega el primer equipo filial Real Madrid Castilla Club, además de tres canchas de uso exclusivo y una más para el trabajo de los arqueros y otras dependencias. Se lo conoce como Valdebebas. Allí entrena y se concentra el equipo de Carlo Ancelotti y también lo hacen las divisiones menores del club que convocan cada temporada a 200 chicos de diferentes categorías que sueñan con llegar a la primera división y codearse con sus grandes estrellas como ahora lo hacen Jesé, Isco, Illara, Nacho o Morata

No hay comentarios:

Publicar un comentario