lunes, 29 de enero de 2018

El Barcelona sufre pero no afloja el liderato

El Barcelona sufrió ante el Alavés, que mantuvo el tipo en el Camp Nou durante setenta minutos pero terminó por claudicar ante el arreón final azulgrana, que no afloja en la carrera por el liderato de LaLiga Santander y al que solo le amenaza, de lejos, el Atlético Madrid, que se reencontró con el triunfo en el choque ante el Las Palmas.

La sesión fue propicia una vez más para el cuadro de Ernesto Valverde. Jornada a jornada sus perseguidores caen uno tras otro. Solo el Barcelona prolonga partido a partido una estabilidad y una inercia ganadora que le mantiene al alza. El Atlético se recuperó. Pero tuvo un traspiés el pasado fin de semana. Está a once puntos. Y el Valencia, que pretendía formar parte de la pelea y discutir, al menos, la segunda plaza al combinado rojiblanco, ya está más pendiente de resguardar el tercer lugar, al que se aproxima el Real Madrid. El equipo de Marcelino García está a seis del Atleti y a trece del Barcelona.

Fue una victoria esencial para el Atlético, que reafirma sus expectativas y que le asienta en el segundo puesto, beneficiado por la derrota ante el Real Madrid del Valencia, al que supera ya en seis puntos y a la espera de algún tropiezo del Barcelona para aferrarse a cualquier atisbo de opción hacia el liderato del torneo.

El conjunto rojiblanco está instalado en un objetivo lejano este año para el Sevilla, distanciado aún más de los puestos de Liga de Campeones después de que el Getafe le arrebatara dos puntos en el Sánchez Pizjuán en el tiempo añadido.

El equipo madrileño arrancó un empate (1-1) en la prolongación del partido, con tanto de Ángel Rodríguez, y dejó helado al bloque sevillista, que se veía con los tres puntos después del gol marcado por el colombiano Luis Muriel cuando revolucionó el juego de los suyos en la segunda mitad.

El Sevilla, anclado en la sexta plaza, pierde de vista al Villarreal, sexto con 37, y al Real Madrid, cuarto con 38 y un partido menos.

El Leganés, sin embargo, sí prolongó la dinámica copera. Supo cambiar de registro. Aparcar la euforia de la Copa y trasladar a la Liga sus buenas sensaciones.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario