lunes, 15 de enero de 2018

El Barça, una demoledora


EL DATO

Próxima fecha

ESPAÑA

En el inicio de la segunda rueda, Barcelona visitará el domingo al Betis; mientras que su escolta, el Atlético recibirá un día antes al Girona.

El Barcelona puso fin a su maldición contra la Real Sociedad en Anoeta, donde pasó de estar al borde de su primer nocaut de la temporada a remontar y llevarse un triunfo (2-4) que le permite acabar la primera vuelta de la Liga española como autoritario y líder invicto.

El equipo de Ernesto Valverde perdía por 2-0 y daba la sensación de que una vez más iba a salir revolcado del feudo donostiarra, donde no ganaba desde el 5 de mayo de 2007. Pero en esta ocasión reaccionó a tiempo, con determinación y brillantez.

El brasileño Willian Jose, con un preciso testarazo, y Juanmi Jiménez, con un remate que rozó en Sergi Roberto y despistó al germano Marc Andre Ter Stegen, rubricaron el buen inicio de partido de los locales ante un Barcelona desdibujado que parecía encaminado a su primera derrota del curso.

En cambio, volvió a aparecer el brasileño Paulinho para alimentar las esperanzas azulgranas antes del descanso (2-1). A los cinco minutos de la reanudación Luis Suárez se inventó un bello disparo colocado al segundo palo que significó la igualada.

Era otro Barcelona. Otro partido. A la Real Sociedad ya le costaba frenar el caudal de juego de Lionel Messi y compañía. El uruguayo logró culminar la remontada al minuto 71 con su tercer doblete de esta campaña liguera. La “Pulga” puso la guinda con un espectacular lanzamiento de falta, a cinco minutos del final (2-4).

El equipo de Valverde, por lo tanto, sigue su vuelo imparable hacia el título. Con media campaña por delante, su ventaja es casi decisiva: nueve puntos al Atlético de Madrid, 11 al Valencia y nada menos que 19 al Real Madrid.

El Sevilla cedió la quinta plaza de la clasificación al Villarreal, que el sábado había ganado por 0-1 en el Santiago Bernabéu al Real Madrid, con el que podía haber igualado a puntos el equipo andaluz.

El cuadro sevillista sigue languideciendo. La llegada de Vincenzo Montella no solucionó ninguno de sus males. Ayer sucumbió en Vitoria contra el Alavés (1-0), que gracias al tanto de su capitán, Manu García, a los 52 minutos, sale de la zona de descenso, a la que entra el Deportivo La Coruña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario