miércoles, 6 de enero de 2016

Una multitud se presentó para ovacionar al ícono del fútbol francés: Comenzó la era Zidane en el Real

No cabía un alfiler en las tribunas del estadio Alfredo Di Stéfano: los hinchas del Real Madrid no se quisieron perder la primera práctica de Zinedine Zidane como entrenador, luego de la salida de Rafa Benítez. Así, luego de una tensa espera, el plantel y el flamante cuerpo técnico salieron al campo de juego y la máxima ovación se la llevó el ex crack del Merengue, que a partir de ahora tendrá la difícil misión de recuperar futbolísticamente a un equipo irregular que se encuentra en la tercera posición, por detrás del Atlético de Madrid y Barcelona.
Zidane fue el último de la fila en salir a la cancha y, luego de unos minutos, convocó al plantel al centro del campo de juego, desde donde les habló durante pocos segundos. Luego comenzó la actividad con un circuito físico y unos trabajos con pelota. Además, les indicó a los arqueros Keylor Navas, Kiko Casilla y Rubén Yañez unas tareas específicas.
Tras una serie de indicaciones, Zidane dividió el grupo en dos. Por un lado, Benzema, Nacho, Jesé, Arbeloa, Kovacic, Ramos, James Rodríguez, Danilo, Kroos, Vázquez y Borja. En el otro estuvieron Modric, Isco, Cheryshev, Casemiro, Pepe, Marcelo, Varane, Carvajal, Llorente y Cristiano Ronaldo.
Hubo un partido informal, para darles el gusto a los espectadores, y centros desde la banda izquierda y remates al arco. No participaron de esta actividad Ramos, Danilo y Pepe, que se acercaron a las tribunas para firmar autógrafos y sacarse fotos. El único ausente de la mañana fue el galés Gareth Bale, quien se quedó en el gimnasio ya que arrastra una molestia muscular.
Zidane se mostró muy activo durante el entrenamiento. No paró de dar indicaciones y mantuvo un diálogo personal con Cristiano Ronaldo. Junto a Zidane estuvo David Bettoni, el ayudante técnico que anotó cada detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario