domingo, 31 de enero de 2016

El Barcelona ganó y ya tiene media liga en el bolsillo

El Barcelona amarró media Liga tras lograr ante el Atlético de Madrid un triunfo valioso pero sufrido frente un adversario penalizado por diez minutos de despistes y dos expulsiones pero engrandecido por su actitud y su capacidad competitiva hasta el final. El cuadro de Luis Enrique se adueñó de la cima tal y como pretendía. Sostenido una vez más por su ataque, pudo con el bloque sólido de Diego Pablo Simeone, que padeció una semana negra. Eliminado de la Copa del Rey y superado en el liderato. El Barcelona puso fin a los 48 minutos que estuvo imbatida la meta del esloveno Jan Oblak.

El Barcelona rebasa la vigésima segunda jornada con tres puntos de ventaja respecto al Atlético de Madrid y, al menos, cuatro respecto al Real Madrid, que el domingo recibe al Espanyol. Y con un partido menos, el que debe jugar en El Molinón ante el Sporting, que puede ensanchar aún más las distancias. Una renta más que significativa para el campeón, poco dado a perder puntos.

El equipo madrileño, que mantenía un tú a tú en la cabeza de la Liga con el campeón, había plantado cara a su rival. El equipo de Simeone, que tomó ventaja con el gol de Koke, fue superior a su rival excepto en diez minutos, cuando encajó los tantos de Leo Messi y Luis Suárez que dieron la vuelta a la situación. Los errores penalizaron al Atlético, que peleó hasta el final y obligó a su rival a manejar el tiempo en el último tramo. A pesar de su superioridad numérica. Con esta victoria, el Barça abre una brecha de tres puntos en lo alto de la clasificación y con el partido pendiente en el Molinón, que de ganarlo pondría la Liga con el equipo azulgrana con seis puntos más la diferencia de goles respecto a los atléticos. Mientras, un gol de Iñaki Williams puso al Athletic rumbo a Europa.

El tanto del atacante vasco certificó una primera parte perfecta del Athletic, que ganó 0-1 al Getafe y cogió impulso para mantenerse en la lucha por los puestos europeos en una semana en la que mostró una gran forma pese a perder ante el Barcelona en Copa y ganar al Eibar en San Mamés.

El Granada, por su parte, sigue su particular lucha por la permanencia. Tuvo cerca la posibilidad de puntuar. Tres derrotas y dos victorias resumen los cinco encuentros recientes del conjunto de Jose Ramón Sandoval.

El Málaga recondujo su situación en Ipuría, donde salió con los tres puntos después de dos derrotas consecutivas. El conjunto de Javi Gracia se consolidó en la zona media de la tabla gracias a los goles de Juanpi y el paraguayo Roque Santa Cruz, que sentenció el choque.

El tiempo añadido fue aprovechado por Borja Bastón para alimentar sus cifras, sumar su decimocuarto tanto en la Primera División y maquillar el segundo revés consecutivo del cuadro de Jose Luis Mendilibar, aún acomodado en la parte alta de la tabla y de las inquietudes.

La Real Sociedad recuperó el pulso competitivo a costa del Betis. Después de los sinsabores ante el Deportivo en Anoeta, que terminó en empate, y la goleada encajada en El Molinón, le valió con una mejoría en la primera parte ante el Betis de Juan Merino, que volvió a las andadas tras la tregua que le concedió los dos empates seguidos. Frente el Villarreal en El Madrigal y, sobre todo, el del domingo pasado contra el Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario