miércoles, 27 de enero de 2016

Su sueldo actual en el Barcelona es 21,2 millones de euros: Lionel Messi, el futbolista mejor pagado del planeta



Leo Messi, cuyo sueldo actual en el Barcelona es el 21,2 millones de euros, pasará a cobrar casi 40 la próxima temporada gracias a la renovación que firmó en mayo de 2014 que establecía un aumento salarial paulatino hasta 2018, siendo este próximo el más importante por cuanto prácticamente duplicará su salario actual.

De esta manera, el crack argentino se convertirá en el deportista de equipo con el salario anual más alto de todo el mundo, siendo el primer futbolista que alcanza esta consideración.

Mientras en la ciudad deportiva del Barcelona Luis Enrique se apresuraba ayer en poner al Athletic en el plano afirmando que la eliminatoria que se cerrará el miércoles “no está sentenciada”, alrededor del club se comenzaron a entender los nervios y preocupación que atenazan a la directiva azulgrana.

Messi, que de acuerdo a la lista Forbes fue el cuarto deportista mejor pagado en 2015 con unos ingresos totales de 73,8 millones de dólares, se catapultará en este 2016, principalmente por su salario como futbolista que le colocará muy por encima de Cristiano Ronaldo y ya solo por debajo del boxeador de turno…

En el Barça se intenta retrasar al máximo la negociación con Neymar, al que se le prometió un aumento considerable del salario que firmó cuando fichó en 2013, pero a la vista del acuerdo que cerró con Leo hace cerca de dos años existe la sospecha de que el brasileño no se conformaría, como se especuló en los últimos meses, con duplicar su sueldo hasta los 20 millones de euros.

El club azulgrana concretó la última renovación de Messi dos días después de que el Atlético de Madrid conquistase la Liga en el Camp Nou. El 19 de mayo de 2014 Gerardo Martino ya había regresado a Argentina y Josep María Bartomeu se presentó a una reunión con Leo y sus asesores más cercanos con el contrato definitivo.



Sueldos astronómicos

Este contrato (del que han comenzado a salir datos a la luz) que finaliza en junio de 2018 establecía que en la temporada 2014-15 el astro argentino pasaría de ganar 16 a 21 millones de euros y que en el verano de 2016 disfrutaría de su mayor aumento de salario, prácticamente duplicándolo hasta 39,4 millones.En la última temporada de contrato, la 2017-18, Messi alcanzará los 44 millones de sueldo y manteniéndose la cláusula de rescisión en los 250, la intención del Barça a corto plazo es modificar los plazos, intentando que Leo acepte una prórroga de otros dos años en su contrato, hasta 2020.

En ese acuerdo firmado en 2014, sin embargo, los asesores del jugador argentino le cubrieron perfectamente las espaldas puesto que arrancaron una cláusula al Barcelona por la cual el club está obligado a indemnizarle en caso de traspaso.

De esta forma, en el hipotético (y hoy impensable) caso de que el Barça vendiera este verano de 2016 a Messi, debería pagarle un finiquito de 19,9 millones de euros, prácticamente la misma cifra en que aumentará su salario y que explica que se cubriese las espaldas en un momento cuya popularidad no era la actual.

Estas cifras de indemnización disminuyen, conociéndose que el próximo año, en 2017, sería de la mitad (9,9 millones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario