miércoles, 24 de abril de 2019

Barcelona puede festejar sin jugar, si hoy cae Atlético

Carles Aleñá y Luis Suárez empujaron al Barcelona hacia el alirón (objetivo conseguido) con un triunfo ante el Deportivo Alavés por 0-2 que abre la vía hacia el título de La Liga Santander.

Una derrota del Atlético de Madrid hoy miércoles, ante el Valencia, daría el título al Barcelona. Si el Atlético empata o gana, los azulgranas serían campeones si ganan al Levante el próximo sábado, sin depender de nadie.

El Barcelona, que comenzó con su líder argentino Leo Messi en el banquillo, se hizo con el balón desde los primeros segundos del duelo y en el minuto 5 tuvo una doble ocasión, como consecuencia de la presión que hacía cada vez que perdía el balón.

El uruguayo Luis Suárez encaró a Fernando Pacheco, que repelió su disparó, pero el brasileño Philippe Coutinho tampoco pudo mover el marcador al recoger el rechace, pues el balón se estrelló en su compatriota Rodrigo Ely.

En solo doce minutos el Barcelona ya lo había intentado de todos los colores ante un Alavés que se defendía como podía y que fue testigo de un salida fulgurante del plantel visitante, que no titubeó camino hacia el alirón.

El monólogo de los hombres de Ernesto Valverde apenas culminaba con remates, excepto los que intentaban los azulgranas desde fuera del área, ante la oposición de un defensa de cinco, bien plantada, que obligaba a filtrar muchos pases a los medios del Barça, que se perdían por línea de fondo.

La reanudación estuvo marcada por la entrada del serbio Darko Brasanac en lugar del lesionado Diego Rolán que se rompió en los minutos finales de la primera mitad. Pero el Barcelona volvió por sus fueros y consiguió derribar el muro albiazul en el minuto 54, con un buena jugada conducida por Sergi Roberto que cedió a Luis Suárez y éste lo dejó pasar para que lo recogiera Carles Aleña y venciera al portero alavesista.

Los de Ernesto Valverde sentenciaron el duelo en pocos minutos, pues en el 59, el delantero uruguayo hizo el segundo desde el punto penalti después de que el árbitro Cordero Vega señalara los once metros, tras consultar el monitor del VAR, que detectó una mano de Tomás Pina en el área local, tras el saque de una falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario