lunes, 14 de agosto de 2017

Real Madrid se adueña del clásico español

Dos golazos, de Cristiano Ronaldo y Sergio Asensio en la recta final del partido dieron ayer la victoria al Real Madrid ante el Barcelona (1-3) en la ida de la Supercopa de España, disputada en el Camp Nou, y dejaron muy encarrilado el título para el conjunto blanco.

Fue un “Clásico” atípico, empezando por el ambiente en las gradas, donde miles de turistas compartían zona del estadio ataviados con las camisetas del Barza y del Madrid, indistintamente. Y acabando por el terreno de juego, donde no aparecieron en el once ni Cristiano Ronaldo -de nuevo suplente- ni Neymar, fugado al PSG y a quien Deulofeu intentó hacer olvidar hoy sin éxito.

El equipo de Zidane tampoco lucía esta noche de blanco, como es habitual, sino con un extraño uniforme azulado que se mimetizaba con el césped y casi se confundía con el azulgrana del eterno rival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario