miércoles, 23 de septiembre de 2015

Real busca robar la punta al Barza que se mide ante el Celta

El estadio de San Mamés, donde fue goleado el Barcelona en la Supercopa de España, y un Athletic Club necesitado de puntos, ya que apenas ha sumado tres en las cuatro jornadas de Liga que se llevan disputadas y con un calendario inmediato duro, es el primer examen duro a un Real Madrid con bajas.

Llega la primera 'prueba de fuego' para el equipo de Rafa Benítez. El Athletic Club recibe al Real Madrid antes de visitar Anoeta y recibir al Valencia. En esa tesitura, Ernesto Valverde y sus hombres no quieren dejar pasar oportunidades y verse mucho tiempo en la situación de agobio que la temporada anterior les amargó el regreso a la Liga de Campeones.

Esa situación de cierta necesidad liguera, no obstante, es el único nubarrón este año sobre un equipo rojiblanco que sumó brillantemente en agosto su primer título en 31 años apabullando al Barcelona en la Supercopa y que ha superado con solvencia tanto las dos previas de la Liga Europa que ha tenido que disputar como el arranque en la fase de grupos de la segunda competición continental.

Aduriz, sin duda, es el hombre a vigilar por los de Rafa Benítez, ya que el ariete que mejora con los años -tiene 34- está en estado de gracia, encadena cinco goles en tres partidos y, con nueve, es el segundo máximo goleador en todas las competiciones de las grandes ligas europeas. Solo le supera Pierre-Emerick Aubameyang, del Borussia Dortmund, con diez.

En Real. Las únicas dudas que se le presumen a Valverde se centran en la banda izquierda ante las bajas de Williams y Muniain, la inconsistencia de Ibai y el joven Sabin, y las opciones para el lateral de Balenziaga, habitual, o Lekue, positiva novedad.

Celta de Vigo y Barcelona, dos de los cinco equipos que aún permanecen invictos en la Liga BBVA, miden hoy sus fuerzas en Balaídos, en un partido al que ambos llegan en un gran momento de forma y en el que el cuadro azulgrana recupera a Gerard Piqué tras cumplir los cuatro partidos de sanción.

La convincente victoria frente al Sevilla (1-2), con una primera parte en la que rozó la perfección, ha sido la respuesta del Celta a su empate frente a la UD Las Palmas, el único tropiezo en este inicio de curso del conjunto dirigido por el argentino Eduardo "Toto" Berizzo.

La visita del Barcelona supondrá una prueba fuego para los celestes, que la temporada pasada ya vencieron a los de Luis Enrique en el Camp Nou y le hicieron sufrir en Balaídos. Es un desafío mayúsculo para un equipo que, en caso de victoria, dispararía su cotización y superaría, además, a su rival en la clasificación.

El Barcelona es el único equipo de la competición que ha ganado todos sus encuentros, pero sabe que el choque de mañana es, a priori, muy exigente. Así lo ha hecho saber Luis Enrique, extécnico precisamente del Celta.



Líder español

Barcelona tiene 12 puntos y está en la cima de la tabla de posiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario