miércoles, 29 de enero de 2014

El padre de Neymar recibió un pago ilegítimo por parte del Barça

Neymar da Silva confesó que el Barcelona adelantó 10 millones de euros en 2011 para asegurarse el futuro de su hijo. La maniobra del club blaugrana no está permitida por la FIFA

“Neymar sólo saldría del Santos al Barcelona. Si yo digo que hice un precontrato en 2011, dirían que él ya estaba negociado. Mi trabajo era blindar y potenciar los beneficios”, explicó Neymar da Silva ante los medios en la ciudad de Santos, donde brindó una conferencia de prensa para pedir tranquilidad para su hijo. Allí, complicó más la situación del ex presidente Sandro Rosell y actual la directiva blaugrana.
Barcelona pagó 10 millones de euros a la empresa N&N, propiedad del padre de Neymar, y luego una comisión de 30 millones al cerrar la transferencia en 2013. Da Silva confirmó que en la cláusula estaba impuesto que si el atacante de la selección brasileña se negaba a fichar por el club catalán, N&N tendría que devolver ese dinero. Y también aseguró que el club Santos sabía de la existencia de ese acuerdo.
Además, exigió al Barça que publicase los documentos del traspaso para que el jugador llegue tranquilo al final de la temporada con su equipo y de la mejor forma al Mundial de Brasil 2014: “Quiero dar paz a Neymar para que juegue el Mundial de este año libre de especulaciones. Estamos aclarando toda la situación del contrato por esta causa”.
El FC Barcelona, luego de querella presentada en la Justicia por un socio en la que se cuestionan los números de la operación, admitió el pagó 40 millones de euros a N&N y 17 millones al Santos. Y agregó distintas variables que sumadas al altísimo salario del jugador en cinco años, alcanzan los 132 millones de euros. Una cifra que no reconocía antes de hacerse público el escándalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario