miércoles, 2 de mayo de 2018

CHAMPIONS LEAGUE EL REAL MADRID SE INSTALÓ EN LA FINAL Y SUEÑA CON UN NUEVO TÍTULO

Un doblete de Karim Benzema, al fin goleador en el momento clave de la temporada, impulsó al Real Madrid a su tercera final consecutiva de la Liga de Campeones, esperando rival para la gran cita de Kiev tras un duelo majestuoso ante un Bayern Múnich repleto de orgullo, que se sobrepuso a todo y rozó la remontada (2-2).

Dicen que de los errores se aprende y los jugadores del Real se sabían la teoría, pero volvieron a errar en la práctica. Sabían que los primeros minutos eran claves tras volver a ganar a domicilio, pero parecieron empeñados en firmar un camino de sufrimiento a la gran final.

Lo ocurrido ante el Juventus se repitió contra el Bayern. Al minuto 3, el Real Madrid ya perdía. Jhosua Kimmich, como en la ida, adelantó a los bávaros ante el estupor del Bernabéu.

Tardó diez minutos en tener el balón el Real Madrid. Marcelo, de nuevo decisivo en ataque, puso un centro al segundo palo, donde Benzema remató con toda la fe del mundo para voltear su situación (1-1). Todo regresaba a su origen. El Bayern necesitaba dos tantos para la remontada.

Al borde del descanso, llegó un centro de Kimmich que golpeó en una mano de Marcelo en su salto para tapar espacio. Los jugadores del Bayern se desesperaban ante el colegiado tras llegar la pausa a la batalla.

El factor fortuna cayó del lado del rey de Europa. La segunda mitad nació con un fallo de los que cuestan eliminatorias. Corentin Tolisso cedió a su portero y Sven Ulreich no supo despejar el balón. La fe en la presión de Benzema encontró el premio del gol a puerta vacía (2-1).

Quien pensó que era la sentencia no pudo estar más equivocado. El Bayern vendió cara su eliminación e inició un asedio en la búsqueda de los dos goles que necesitaba. El gol alemán se veía venir y tardó el tiempo que lo pudo evitar un descomunal Keylor Navas, que no pudo hacer nada ante un remate de James Rodríguez (2-2).

El sufrimiento de los cuartos de final ante el Juventus se repitió ante un Bayern que murió en área madridista. Navas salvador ante Tolisso y 11 jugadores peleando cada balón para llegar a una nueva final como el gran dominador de Europa en el fútbol actual. La decimotercera ya está a un solo paso de un equipo de leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario