miércoles, 20 de agosto de 2014

REAL Y ATLÉTICO EMPATAN A UNO

El "Vicente Calderón" decidirá al campeón de la Supercopa de España el viernes, tras un empate en una nueva exposición de dos formas distintas de interpretar el fútbol, entre un Real Madrid reactivado por Di María y un Atlético de Madrid al que levantó de la lona Raúl García a dos minutos del final (1-1).

Nada nuevo bajo el sol de un derbi que a su grandeza le añadió en sus últimas reediciones igualdad, gracias al crecimiento del Atlético de Madrid. Detalles deciden un partido y dictaminarán un campeón para la Supercopa de España tras un duelo de ida en el que el Real Madrid no encontró su fútbol vertical y su rival trabajó a la perfección para destruir, cumpliendo el objetivo marcado con un tanto en el último suspiro.

Habían pasado 87 días de una final de Liga de Campeones inolvidable para ganadores y perdedores, pero sobre el césped pese al cambio de actores en el reparto se mantenía el guión. Toni Kroos aumenta la calidad madridista aunque cerca de Xabi Alonso perdió eficacia. El Real Madrid salió a por el balón, a encerrar a un rival que juega cómodo en ese papel. El estilo es el mismo, la garra ejemplar y la solidaridad en ayudas defensivas de manual.

La dureza rojiblanca de la final de Lisboa marcó el inicio.

De golpe apareció el Atlético en terreno rival. En Lisboa lo hizo por un error de Casillas, ayer perdonó uno del salvador aquel día del capitán blanco, Sergio Ramos. Controló mal con el pecho siendo último hombre y dejó el esférico a Saúl con campo por delante. Su disparo abajo cruzado no tuvo dificultad para Iker Casillas.

Las luces de alarma se encendieron en el Bernabéu cuando el portugués no apareció en la reanudación. James ocupó su sitio en el campo y el Madrid buscó un líder.

Rondaba el gol el Real Madrid, cuando apareció Kross para ver el despliegue de Carvajal y el centro del lateral acabó muerto para que James saboreara el éxito en su estreno en el Bernabéu, pero Casillas se congeló al ver cómo un saque de esquina de Koke pasaba entre las cabezas de Carvajal y Marcelo, y Raúl García, marcaba a placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario