miércoles, 12 de agosto de 2015

Súper último servicio de Pedro al Barcelona



Como en la Supercopa de Europa ante el Shakthar, Pedro se convirtió en el héroe de la noche marcando el gol de la victoria y, como entonces, permite, con su último gran servicio al Barça, que el equipo azulgrana mantenga intactas sus opciones a conseguir el sextete.

Barça y Sevilla ofrecieron una final memorable, con nueve goles una noche de ¡11 de agosto!, que tuvo que llegar hasta el minuto 115 para resolverse, a pesar de que el Barça llegó a ponerse con un 4-1 en el marcador en el minuto 58. El Barça no sólo se aseguró el póquer de títulos, sino que logró vengarse de la final de 2006, que cayó del lado sevillista.
Lo advirtieron Iniesta y Rakitic en la víspera de la final: “si Leo está bien, todo es más fácil, es garantía de éxito”. Dicho y hecho, pese a que la final tuvo suspense hasta el último minuto de la prórroga. Apenas lleva 11 días trabajando con el equipo, pero el crack azulgrana ha empezado la temporada con el Barça como la terminó: a lo grande. En cuatro minutos echó por tierra el gol inicial de Banega y en 13 ponía ya por delante al Barça. Los dos, con dos lanzamientos magistrales de falta, uno al borde del área y otro desde casi 30 metros . El crack puso en pie al Dinamo Arena de Tiflis, repleto de iraquís, turcos, georgianos... que no daban crédito a lo que veían. Su espectáculo no se quedó ahí, pues en la primera mitad cogió el balón y lo movió como quiso, mientras el Sevilla se encerraba y no olía.

Gol inesperado
Los de Emery se adelantaron con un gol inesperado. A los tres minutos, Banega aprovechó una falta de Mascherano sobre Reyes y adelantó al Sevilla con un lanzamiento magistral, que dejó clavado a Ter Stegen, pero que tendría réplica contundente de inmediato de Messi utilizando la misma arma.

Rafinha hace de Neymar
A la fiesta de Messi se sumaron Rafinha y Luis Suárez. Con Neymar en Barcelona, el canterano fue la sorpresa del once al dejar a Pedro en el banquillo y aprovechó la oportunidad para completar su mejor partido de azulgrana. Se movió muy bien arriba, recuperó balones y apareció desde la segunda línea para marcar el gol que parecía dejar sentenciado el partido (3-1) justo antes del descanso y aún tuvo tiempo en la segunda de rematar un balón al larguero tras un centro de Rakitic de córner.

Del 4-1 al 4-4
A los siete minutos de la reanudación, Suárez, asistente en el gol de Rafinha, transformó en gol una recuperación y asistencia de Busquets al borde del área. 4-1 y partido sentenciado... ¡¡¡¡No!!!!
Con tres goles de ventaja, el Barça dio por muerto el Sevilla y se equivocó, además de conceder un penalti y regalar más de medio gol con una pifia de Bartra. Reyes, Gameiro de penalti y Konoplyanka tras el fallo de Bartra con Inmobile consiguieron igualar el partido en 24 minutos.
Luis Enrique decidió reestructurar el equipo para asegurar el resultado adelantando a Mascherano al doble pivote dando entrada a Bartra por Rafinha, y el resultado fue nefasto. No sólo porque el equipo siguió sin sentirse cómodo ante un Sevilla que empujaba fuerte, sino porque Bartra acabó siendo protagonista negativo. El central no logró controlar bien un balón dentro del área e Inmobile le robó la cartera para servir el gol en bandeja a Konoplyanka. Increíble pero cierto, 4-4 y a la prórroga, pese a que Leo aún tuvo una última oportunidad con otra falta y Ter Stegen puso a prueba los corazones de los culés con una dejada a Bartra.

Mil gracias Pedro
Pedro, que entró a los cuatro minutos de la prórroga acabó erigiéndose en el protagonista de la noche empujando el balón a gol tras un rechace a chute de Messi. Mils gracias por todo Pedro, el Barça ya tiene cuatro y va a por las seis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario