miércoles, 14 de diciembre de 2016

Messi: El emotivo abrazo de Murtaza



Antes de que se diera inicio el amistoso entre el Barça y el Al-Ahli, el estadio del Al Gharrafa se convirtió en un escenario lleno de luz, música, fuego y color.

Con la grada menos llena de lo que habían anunciando los encargados de promocionar el encuentro, el verde del césped dejó paso a artistas del fuego, tamborileros, acróbatas y azafatas.

Todo un despliegue de exhibicionismo y de patriotismo de uno de los países más ricos del mundo. Y es que por el césped desfilaron infinidad de banderas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario