miércoles, 11 de julio de 2018

Ronaldo: adiós a “otro Di Stéfano” en la segunda era de oro del Madrid



El Real Madrid despidió ayer a Cristiano Ronaldo, el “otro Di Stéfano” de su historia y el hombre que, como el hispano-argentino, alumbró una era dorada en el club blanco.

Los números de Cristiano Ronaldo en nueve temporadas hablan por sí solos sobre lo que representó en la historia moderna del Real Madrid: cuatro Balones de Oro con los blancos, tres Botas de Oro, seis veces máximo goleador de la Liga de Campeones y tres veces Pichichi de la Liga con el Real Madrid.

Con él, el Real Madrid conquistó cuatro Ligas de Campeones —y tiene otra con el Manchester United—, dos Ligas españolas, dos Copas del Rey, tres Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y dos de España.

Mucho antes, hace 65 años, Di Stéfano llegó al Real Madrid para cambiar la historia de un club sumido en aquel 1953 en la mediocridad. El Barcelona era entonces el gran dominador en España y con Di Stéfano los blancos ganaron al final de aquella temporada su primera Liga española en 20 años. Y luego llegaron ocho de las siguientes 11.

Pero más que eso, Di Stéfano quedó para la historia por ser el auténtico líder del famoso Real Madrid de las cinco Copas de Europa, ganadas consecutivamente entre 1956 y 1960.

El portugués inició entonces una etapa en la que hubo de todo, pero que quedaría marcada definitivamente por lo ocurrido en los últimos cinco años, en los que el Real Madrid conquistó cuatro Ligas de Campeones y las últimas tres de forma consecutiva. Algo asombroso si se tiene en cuenta que hasta el pasado año ningún equipo había logrado repetir título de la máxima competición continental desde que ésta se disputa en el actual formato.

Ronaldo se va como máximo goleador de la historia del Real Madrid con 451 goles en 438 partidos, con un casi sobrehumano promedio de 1,03 goles por partido.

En 2013, logró alcanzar los 69 tantos —59 con el Real Madrid y 10 con Portugal— y dos años después sumó 61 goles en 54 partidos con el Real Madrid. Se convirtió en el jugador madridista con más tantos en una temporada en la historia del equipo blanco.

Ronaldo es el máximo goleador en la historia de la Champions con 120 goles. Además, en la temporada 2013/14, el delantero marcó 17 tantos en la Liga de Campeones, récord histórico del torneo, y en la pasada campaña se convirtió en el único jugador que marcó en los seis partidos de la fase de grupos de la Cham pions.

Cristiano Ronaldo abandona el Real Madrid con 33 años y el deseo de prolongar en la Juventus su carrera contra el tiempo, su inquebrantable resistencia a envejecer. Se va de España como el jugador más importante en la historia del club blanco junto a Di Stéfano, dos futbolistas que cambiaron el signo de los tiempos y que lideraron las dos mejores etapas del equipo madrileño.



LA JUVE PAGÓ $US 131 MILLONES

La Juventus de Turín aseguró que acordó un pago de $us 131 millones por la compra del portugués Cristiano Ronaldo.

Además, está previsto el pago de otros 12 millones “por la contribución solidaria prevista en el reglamento de la FIFA y cargos accesorios”, agregó la Juve. Cristiano firmó para las próximas cuatro temporadas. “Hasta el 30 de junio de 2022”.

Pese a que la noticia llegó sobre el cierre de las operaciones, los rumores colocaban al astro portugués en el campeón italiano motivaron que las acciones de la Juve subieran un 5,7 por ciento durante el día.



LAS RAZONES DE LA SALIDA DE CRISTIANO DEL MADRID

La salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid abrió una enorme serie de interrogantes sobre los motivos de su despedida, algo que pasa fundamentalmente por dos razones: el fisco español y el orgullo del futbolista.

“Creo que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en mi vida y por eso he pedido al club que acepte traspasarme. Lo siento así y pido a todos, y muy especialmente a nuestros seguidores, que por favor me comprendan”, solicitó Cristiano Ronaldo en su carta de despedida. Motivos demasiado difusos para que resulten comprensibles.

“Cristiano Ronaldo se va porque no quiere jugar en España, porque no quiere vivir en un país en el que se siente acosado por Hacienda”, explicó a la agencia Dpa una fuente próxima a Florentino Pérez, presidente del club. ¿Por vergüenza? “Puede ser. Entre otras cosas”, responde.

Cuando el portugués dijo “Fue bonito jugar en el Real Madrid” tras la final de la Liga de Campeones, ya sabía que el asunto del fisco español era irreversible. Cristiano Ronaldo fue acusado de evadir $us 16,7 millones en el manejo de sus derechos de imagen. Una auténtica mancha en su historial, del que siempre había presumido.

A Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, se le habían acabado las ganas de pelear más por los “caprichos” de la estrella después de subirle el sueldo apenas hace dos años. Al final CR7 se fue por un mínimo pago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario