lunes, 28 de mayo de 2018

“Cristiano quédate”, grita el Bernabéu

El público del estadio Santiago Bernabéu estalló con un cántico durante la celebración por la consecución de la decimotercera Liga de Campeones dirigido a su estrella, que 24 horas antes insinuó su salida del club: un sonoro “Cristiano quédate” estalló en el campo del Real Madrid.

El jugador portugués fue ovacionado por su hinchada cuando agarró el micrófono para dirigirse a sus aficionados. Primero lo hizo Sergio Ramos, después Zinedine Zidane, luego Marcelo y finalmente el luso, que después de decir sus primeras palabras provocó el cántico del Bernabéu.

“Qué se puede decir de esta afición que nos ha dado tanto cariño en estos partidos. Es un orgullo jugar en el club más grande del mundo”, afirmó Cristiano.

Justo después, los miles de aficionados del Real Madrid presentes en el Bernabéu reclamaron a su jugador que no se marchara del club. Sus compañeros, al instante, le rodearon y también corearon el cántico de la afición.

El “Cristiano quédate” también se adueñó del resto de la plantilla del Real Madrid. Cristiano aún tuvo tiempo para decir unas últimas palabras: “Muchas gracias, esto para mí es muy importante. Me siento a gusto con la pasión que demostráis siempre. En los partidos, en la calle. Gracias a los futbolistas que me acompañan. Estoy muy bien. lo que más me gusta es ganar y con estos jugadores es imposible no ganar ‘Champions’.

EL BESO DE CR7

Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, besó el escudo del conjunto blanco que portaba en la camiseta con la que saltó al césped del estadio Santiago Bernabéu durante las celebraciones por la consecución de la decimotercera Liga de Campeones.

El jugador portugués, que 24 horas antes insinuó en unas declaraciones tras la final ante el Liverpool que podría dejar el club este verano, tuvo el segundo gesto del día que podría indicar un cambio de rumbo en su actitud.

Primero, en la Plaza de Cibeles, se despidió de los miles de aficionados presentes con un “Gracias... y hasta el próximo año”. Y, después, ya en el Bernabéu, se besó el escudo cuando saltó al terreno después de que el presentador Miki Nadal anunciara su nombre.

Cristiano apareció con la bandera de Portugal envuelta en el cuello. Seguidamente, fue levantando los dedos de una mano, de uno en uno y hasta cinco, en señal de las Ligas de Campeones que ha ganado. Finalmente, se besó el escudo del Real Madrid y se dirigió hasta el centro del campo, donde se reunió con el resto de compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario