lunes, 8 de enero de 2018

Amargo empate para el Real Madrid

Celta de Vigo y Real Madrid firmaron tablas (2-2) en un partido trepidante, con numerosas ocasiones para ambos equipos y que pudo desnivelar en el último minuto Lucas Vázquez para mantener a los blancos en la carrera por el título, que se le complica ahora, al quedarse a 16 puntos del Barcelona y pese a tener un partido menos.

Se armó bien el Celta en la zona central. Esperó. Y cuando recuperó la pelota salió veloz: Aspas, epicentro del juego celeste, inició un contraataque letal que concluyó con una hermosa vaselina de Wass.
El Celta marcó su gol en el minuto 32. Pero no le duró nada el entusiasmo. Lo exterminó el Real Madrid con su pegada: marcó dos goles en tres minutos. Su eficacia fue asombrosa.
Sacó el Real Madrid un gol tras cruzar todo el campo. Kroos vio el desmarque de Bale y el jugador galés, que le ganó la espalda a Cabral, marcó el gol del empate.
Dos minutos después el Real Madrid calcó esa secuencia final: esta vez asistió Isco, y Bale, en el límite del fuera de juego, definió ante Rubén. Posteriormente el Celta logró un penalti, cuando Keylor Navas derribó a Aspas, aunque el delantero celeste no marcó.
Pero acto seguido, en una salida rápida, el Celta tuvo su recompensa en una triangulación que inició Aspas, centró Wass y cabeceó el uruguayo Maxi Gómez para decretar el 2-2 final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario