martes, 1 de agosto de 2017

Barcelona no quiere pagar € 26 millones al padre de Neymar

Por lo menos sed educados". Este fue el único mensaje que dejó ayer Neymar Da Silva a los periodistas que habían madrugado para irlo a recibir al aeropuerto de Barcelona. El padre y representante del delantero paulista aterrizó con cara de cansado en vuelo directo procedente de Miami, última parada de la gira culé.
No había hablado en tierras americanas sobre el futuro de su hijo y tampoco iba a hacerlo de regreso a Barcelona. Mejor mantener la boca cerrada para enfocar la fase final del que será el traspaso del verano, el de Neymar Júnior por el PSG. La operación promete más de 200 millones para el Barça, récord en la historia del fútbol, y una suculenta prima de fichaje para Neymar Pai. No hay agente que tenga más influencia sobre la carrera de un futbolista. Y se lo cobra, claro.
El padre del jugador ha sido el principal interesado en facilitar su fichaje por el PSG. Antes, sin embargo, pretende percibir, de una tacada, los 26 millones que pactó con el Barça a cambio de la renovación de su hijo hace menos de un año. Él pretendía que fueran 40 a plazos, pero terminó aceptando la contrapropuesta del club, que en 2013 le pagó esa misma cantidad, 40 millones en concepto de indemnización al hacer efectivo el traspaso un curso antes de lo previsto.
El Barça no está poniendo facilidades con la prima de renovación. Quiere evitarla si Neymar se marcha, ya que no ha transcurrido ni un año desde que firmó el nuevo contrato. El club depositará ese dinero en una notaría para que se le pague si el delantero brasileño permanece en la plantilla, pero no si decide cambiar de aires.
Si el Barcelona termina pagando, en total sus arcas habrán destinado 66 kilos a la mediación de Neymar padre, cuyo bolsillo seguirá engordando a costa del PSG. Más de 40 millones se llevará en concepto de prima de fichaje por mandar a Júniora París

Pero hay más, porque según admitió el propio Barça en plena ebullición del caso Neymar, el padre del jugador también se agenció 2,7 millones de comisión, 10 de prima de fichaje y otras cantidades (a repartir en cinco años) por captar publicidad, promover fines sociales y buscar talentos en Brasil.
Negocian la forma de pago
Con el acuerdo con el PSG encaminado desde hace días, Neymar Da Silva quiere asegurarse los 26 millones que pactó por la renovación de su hijo con el Barça. Este pacto, fundamentado en la presión que el club parisino ejerció el año pasado para hacerse con el paulista, carga ahora de razones a la directiva azulgrana a la hora de exigir el pago de la cláusula: 222 kilos. El padre de Ney, interesado en que la operación fructifique, quiere saber de primera mano el margen negociador que tienen en el Camp Nou. A él le vendría bien un acuerdo entre clubes, cosa que parece complicada sin que Marco Verratti entre en la ecuación.
Mientras, Nasser Al-Khelaïfi se relame en las jornadas previas a un anuncio que promete paralizar la capital gala. Según Yahoo Sports France, el mandatario del PSG transmitió optimismo a los ejecutivos del club: "el fichaje de Neymar avanza bien, tengo confianza". Con el jugador de tour promocional, se viven horas decisivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario