miércoles, 26 de julio de 2017

Mbappé al Real Madrid por $us 139,7 millones

El mercado de fichajes se ha animado definitivamente. Así lo indica el principio de acuerdo al que han llegado el Real Madrid y el Mónaco para vestir de blanco a Kylian Mbappé, sin duda la mayor revelación de la pasada Champions League. El delantero francés jugará en el Santiago Bernabéu a cambio de una operación que puede llegar hasta los 180 millones de euros ( $us 209,6 millones). Se convertirá en el fichaje más caro de la historia del fútbol superando al de Paul Pogba por el Manchester United de hace un año ($us 139,7 millones).

Sin embargo, los altísimos precios que están moviendo los grandes clubes europeos harán que el récord de Mbappé tenga pocos días de vigencia. Y es que después de la millonaria venta del intenacional galo al Madrid, todo apunta a que vendrá la de Neymar al París Saint-Germain. Pese a los tuits de Piqué y a los esfuerzos de la directiva culé, el atacante del Barcelona tiene un pie fuera del Camp Nou. Si no hay contraorden, recalará en el club parisino a cambio de 222 millones de euros ($us 258.5 millones), el importe correspondiente a su cláusula de rescisión, un récord estratosférico y difícilmente batible a corto plazo. Con ese dinero, el Barça saldrá al mercado en busca de futbolistas de primer orden para recomponer la baja del paulista e ilusionar a la afición, pero no se espere que firme operaciones tan caras.

El PSG necesita referentes para liderar su ambicioso proyecto en los próximos años. Mbappé encajaba en el perfil deseado por juventud y potencial, pero el francés jugará en el Madrid, lo cual acerca aún más a Neymar al Parque de los Príncipes.

El entorno del delantero brasileño Neymar espera garantías del PSG. Los representantes del jugador, según la cadena “BFM TV”, quieren tener confirmado que el PSG puede desembolsar los 222 millones de euros de su cláusula sin endeudarse más allá de lo permitido por la UEFA, que prohíbe superar un déficit acumulado de 30 millones de euros en tres temporadas. A Neymar le preocuparía la posibilidad de que se aplicaran sanciones deportivas, como una exclusión de todas las competiciones europeas a partir de la temporada 2018-2019, por lo que quiere garantías sobre la viabilidad de la operación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario