sábado, 3 de junio de 2017

Duodécima y doblete para Real Madrid en Champions

Cristiano Ronaldo lideró con dos goles la conquista de la duodécima Copa de Europa del Real Madrid, en una final grandiosa ante la Juventus (4-1), que impuso el poder del bloque en el primer acto pero acabó cediendo ante un equipo que es leyenda, el primero en reeditar el título y que firma doblete 59 años después.

Zinedine Zidane instala a su Real Madrid en la excelencia. Destrozando récords de máxima magnitud. Es el primer entrenador que levanta dos Ligas de Campeones consecutivas.

La final fue un monumento al fútbol. Presentaba un duelo de estilos llevado a su máxima esencia. El camino a la leyenda del Real Madrid tenía enfrente al equipo más trabajado del planeta. De Mijatovic a la era de Cristiano. De la séptima a la duodécima. Con el Real Madrid con un dominio abrumador del fútbol moderno. Tres Champions en cuatro ediciones. Dato demoledor.

La agresividad con la que comenzó el conjunto de Allegri era el escenario donde se desarrolló la final. Entraron mejor al partido con hambre de un título que no ganan desde hace 21 años. En el minuto 3 avisaba la Juve con una doble ocasión.

Era el minuto 20, cuando Kroos irrumpió con fuerza, Benzema conectó con Cristiano, que abrió a Carvajal para que inventase su undécima asistencia del curso. Dio un pase al jugador que siempre aparece en las grandes citas, quien marcó de disparo limpio de derecha a la red (1-0). Imparable para Buffon. Cristiano Ronaldo, máximo goleador de Champions por quinto año consecutivo, el tanto 500 del Real en la competición, primer jugador que marca en tres finales.

Era el momento de demostrar la grandeza para la Juventus. Solo siete minutos tardó en igualar el duelo. Apareció Alex Sandro para lanzar un centro que controló el Pipa y la dejó en el aire, para que de tijera Mandzukic inventase un golazo (1-1).

El Real Madrid se adueñó del balón en la segunda parte, recuperaba su identidad y comenzaba a decantar la final hacia su lado.

Apareció Casemiro, que desde 30 metros chutó para aliarse con el gol (2-1). El disparo lo desvió Khedira.

El tercero llegó con un desborde de Modric, que mandó un centro para que CR7 rematara. Seguido llegó el cuarto con Asensio, que remató a pase de Marcelo.

Juventus: 1

Gianluigi Buffon

Andrea Barzagli

Leonardo Bonucci

Giorgio Chiellini

Álex Sandro

Sami Khedira

Miralem Pjanic

Dani Alves

Paulo Dybala

Mario Mandzukic

Gonzalo Higuaín

Entrenador:

Massimiliano Allegri

Cambios:

Cuadrado x Barzagli y Marchisio x Pjanic

Real Madrid: 4

Keylor Navas

Dani Carvajal

Raphaël Varane

Sergio Ramos

Marcelo

Casemiro

Toni Kroos

Luka Modric

Isco Alarcón

Cristiano Ronaldo Karim Benzema

Entrenador:

Zinedine Zidane

Cambios:

Morata x Kroos; Asensio x Isco y Bale x Benzema

Goles Real Madrid: Ronaldo (20’ y 64’), Casemiro (61’) y Asensio (90)

Gol Juventus: Mandzukic (27’)

Estadio: Millennium Stadium (GALES)

Público: 74.500 personas aprox.

Árbitro: Felix Brych (ALEMANIA)

El Bernabéu estalla con la nueva corona

MADRID/EFE

El estadio Santiago Bernabéu vibró con la final de la Liga de Campeones y los cerca de 70.000 espectadores que vieron en directo la final entre el Real Madrid y la Juventus estallaron con la duodécima Copa de Europa blanca.

La victoria de los hombres de Zinedine Zidane por 3-1 provocó la euforia de una hinchada que se reunió para ver el encuentro a través de las pantallas gigantes que instaló el club blanco sobre el césped de su estadio.

En total colocó ocho, casi a ras del césped y algo inclinadas, a diferencia de anteriores finales, en las que se colocaron cuatro y a una altura más elevada. Todas sirvieron para calibrar el estado de ánimo de los aficionados madridistas a lo largo de los 90 minutos.

El público del estadio blanco, ya en calma con un resultado casi decisivo en la segunda mitad, aplaudió el partidazo de Isco, a quien dedicó varios cánticos, y celebró con antelación un título muy deseado.

El pitido final del árbitro, el alemán Félix Brych, provocó un nuevo estallido, el enésimo del Bernabéu, que fue una olla a presión pese a no contar con sus jugadores. Cerca de 70.000 hinchas del Merengue vibraron con la duodécima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario