domingo, 23 de abril de 2017

Real Madrid-Barcelona, un clásico que puede decidir la Liga española

El Real Madrid recibe hoy (14:45) al Barcelona en el clásico liguero de la 33 jornada del campeonato español, cuyo resultado podría dejar decantada decisivamente la Liga si los blancos consiguen imponerse.

Los blancos, líderes de la Liga con 75 puntos, aventajan en tres unidades a los azulgranas (72), segundos, a falta de seis jornadas para el final del campeonato, por lo que una victoria le pondría muy de cara el triunfo final.

"Por la proximidad del final de campeonato es una jornada decisiva. Esta vez sí que va a ser un clásico de los que puede sentenciar o casi sentenciar la liga o dejarla muy abierta”, dijo ayer el técnico barcelonista Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido.

Una derrota de los azulgranas les mantendría con opciones matemáticas, pero en una delicada posición ante un equipo blanco, que tiene un partido menos y concede muy poco. El encuentro llega además después de la dolorosa eliminación en cuartos de final de la Liga de Campeones el miércoles ante la Juventus, aunque Luis Enrique lo consideró un estímulo para superar este tropiezo el ir a jugar al Bernabéu.

En Madrid, los barcelonistas no podrán contar con uno de los componentes de su famosa MSN, el brasileño Neymar, que, pendiente aún de su apelación, cumplirá el segundo de sus tres partidos de sanción en Liga, por lo que el dúo Leo Messi-Luis Suárez será a priori el encargado de intentar perforar la portería de Keylor Navas.

El argentino, máximo goleador de la Liga española esta temporada con 29 goles, seis más que su compañero charrúa (23) y diez más que su rival Cristiano Ronaldo (19), tendrá la oportunidad el domingo de llegar a los 500 goles en partidos oficiales con el Barcelona si marca los dos goles que le separan del récord.

Messi podrá, además, seguir defendiendo su posición como máximo goleador en los clásicos con 21 tantos, aunque no ha vuelto a marcar al Real Madrid desde hace tres años. A excepción de Neymar,

Luis Enrique, que vivirá su último clásico al frente del Barcelona, podrá contar con sus demás estrellas para un partido crucial, al que el Real Madrid llega con la moral por las nubes, luego de clasificar a la semifinal de la Champions.

Cristiano, en plena racha goleadora

Los blancos del cuadro madridista se enfrentarán a los azulgrana tras lograr el miércoles su séptima clasificación consecutiva para las semifinales de la Liga de Campeones frente al Bayern de Múnich con un Cristiano Ronaldo en plena racha goleadora.

El luso marcó cinco de los seis goles que los merengues le encajaron al equipo alemán en la eliminatoria (global 6-3) convirtiéndose de paso en el primer jugador que alcanza los 100 goles en la Liga de Campeones (101 incluyendo uno en la fase previa).

"Estamos acostumbrados a verle en las grandes ocasiones y volverá a hacerlo mañana. Tiene una energía que transmite al equipo”, dijo ayer el técnico Zinedine Zidane en rueda de prensa. El técnico blanco adelantó que Gareth Bale, que el jueves volvió a entrenarse con el grupo tras sus problemas musculares, estará disponible para el partido pero sin aclarar si jugará los 90 minutos. "Estará mañana y luego veremos”, dijo Zidane, que como entrenador ha jugado dos clásicos con un balance de un empate (1-1) en diciembre pasado y una victoria en marzo de ese mismo año (2-1). Equipos probables: Real Madrid: Keylor Navas - Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo - Modric, Casemiro, Kroos - Bale, Benzema, Cristiano Ronaldo. Barcelona: Ter Stegen - Sergi Roberto, Mascherano, Piqué, Umtiti - Rakitic, Busquets, Iniesta - Messi, Suárez, Jordi Alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario