sábado, 22 de abril de 2017

Alistan artillería



Mucho más que tres puntos están en juego mañana (14:45 HB) en el Clásico de la Liga española, en el estadio Santiago Bernabéu, con el Real Madrid como líder, reforzado por su clasificación europea y el Barcelona, con el agua al cuello y sin margen de error.

Por el lado del Real, el galés Gareth Bale continuó con su progreso hacia el clásico, al participar ayer de nuevo sin problemas en el penúltimo entrenamiento, en el que el francés Raphael Varane trabajó parcialmente con el grupo.

La gran novedad fue la presencia del zaguero galo, que completó la primera parte junto al resto de compañeros.

Entretanto, los servicios legales del Barcelona no se dan por vencidos y consideran que Neymar puede jugar el Clásico, aduciendo una cautelar a su sanción de tres partidos tras la doble amarilla en Málaga (que comportaba un partido de sanción) más dos más por “desprecio” al cuarto árbitro cuando se iba al vestuario al aplaudirle.

Todo este lío se explica en virtud de una arriesgada y novedosa gestión de los tiempos en el recurso después que Apelación rechazara el recurso del club barcelonista en primera instancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario