martes, 6 de diciembre de 2016

Descubren el lugar donde CR7 'esconde' su dinero



Der Spiegel y El Mundo publican este lunes nuevos detalles sobre la trama de Cristiano Ronaldo y su representante Jorge Mendes para eludir el fisco, según los datos revelados por Football Leaks.

En esta ocasión, los dos rotativos descubren la tapadera caribeña que utilizaba Cristiano Ronaldo, estrella portuguesa del Real Madrid, para guardar 150 millones sin declararlos a Hacienda.

El paraíso fiscal que oculta los 150 millones de Cristiano Ronaldo se encuentra en la ciudad de Road Town, capital de las Islas Vírgenes Británicas. Se trata de un edificio en cuya planta baja hay una farmacia, mientras que en el primer piso se encuentra el despacho del bufete de abogados Icaza, Gonzalez Ruiz & Aleman.

"El lugar emana confidencialidad, opacidad, secretismo. Algo que forma parte del modelo de negocio del bufete donde están registradas empresas de varios astros del fútbol", informa Der Spiegel en este reportaje realizado en las Islas Vírgenes Británicas, "un archipiélago de cerca de 60 islas situadas a unos 100 kilómetros al este de Puerto Rico. Un oasis en medio del Caribe, con apenas 30.000 habitantes, sol abundante y playas paradisíacas" y donde "unas 600.000 empresas fantasma están registradas en este lugar. Un negocio multimillonario que opera sin escrúpulos".

La información explica que en las Islas Vírgenes Británicas se administran unos 50.000 millones de dólares. "Su condición de paraíso financiero no es casual. Aquí se paga en dólares, lo que ayuda a las operaciones monetarias internacionales", apunta el rotativo.

Der Spiegel destaca que "Liz B. sabe cómo funciona todo esto. Una mañana de noviembre baja de su todoterreno temprano, poco antes de las nueve. La joven abogada aún parece dormida. Liz es una experta en sociedades fantasma y trabaja para el despacho que tramita el dinero de Cristiano Ronaldo y otros clientes de Jorge Mendes como José Mourinho. Tres de las empresas que usó el futbolista portugués, Tollin, Adifore y Arnel, están gestionadas por el bufete en el que está empleada. La abogada rehúsa dar declaraciones y se muestra esquiva, alza la mano con actitud defensiva y se esfuma tras la puerta".
Y concluye: "Si los inspectores españoles viajan al edificio de Road Town, donde sobre una farmacia el jugador protegió sus derechos, éste tendrá un problema".

No hay comentarios:

Publicar un comentario