domingo, 2 de agosto de 2015

El Barcelona y UEFA pactaron no recurrir a una sanción

El Barcelona ha pactado con la UEFA renunciar a recurrir la multa de 30.000 euros que este organismo le ha impuesto por la exhibición de banderas independentistas por parte de sus aficionados en la final de la Liga de Campeones, a cambio de buscar "una solución diplomática" al conflicto, según ha informado ayer la entidad azulgrana en un comunicado.

"Antes de la finalización del plazo para presentar el recurso, el organismo europeo aceptó el hecho de que el FC Barcelona no recurriese, a cambio de una reunión de trabajo para una solución diplomática al máximo nivel, en una fecha de trabajo próxima, por determinar", aclara el comunicado.

Además, el club catalán ha reivindicado el trabajo de sus servicios jurídicos en este asunto, alegando que la sanción hubiese sido más dura de no haber mediado un pliego de descargos previo enviado a la UEFA y que ésta tuvo en cuenta a la hora de sancionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario