miércoles, 4 de junio de 2014

Juez imputa a ex presidente del Barza por fraude fiscal


El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell deberá acudir el próximo día 13 a la Audiencia Nacional, en España, a responder del delito fiscal por el que ha sido imputado por no tributar por todo lo desembolsado en el fichaje del jugador brasileño Neymar. Así lo decidió el lunes el magistrado Pablo Ruz, que ha imputado también, como persona jurídica, al club azulgrana, a través de su representante legal, por haber defraudado algo más de nueve millones de euros al no haber pagado a Hacienda por la totalidad de los contratos que llevaron al fichaje de Neymar.

Rosell era presidente del club azulgrana cuando se formalizaron los contratos y su firma está estampada en los acuerdos. Además, el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, figura como firmante hasta en siete documentos. Por ello, el juez también pregunta a las partes personadas en la causa si procede dirigir el procedimiento contra “las personas intervinientes” en los contratos que son investigados, en referencia al actual presidente Bartomeu; el vicepresidente económico, Javier Faus; y el padre del jugador, Neymar Da Silva.

El Barcelona decidió en febrero, poco después de estallar el escándalo, hacer frente al pago de 13 millones en los que se cifraba el importe de impuestos supuestamente eludidos por la entidad. Posteriormente, pagó otros cuatro millones. Sin embargo, el pago no le exime de la comisión de delito porque se abonó después de iniciarse el procedimiento judicial, abierto a raíz de la denuncia presentada por un socio del club, Jordi Cases.

La decisión de imputar personalmente a Rosell fue dictada el lunes, casi cuatro meses después de la imputación del club, en una providencia en la que el magistrado se centra en el informe presentado por Hacienda, en el que se “cuantifica el importe de las retenciones no ingresadas en plazo por el FC Barcelona” en 2,4 millones para 2011 y en 6,7 millones para 2013, es decir, algo más de nueve millones de euros que no tributaron en relación con el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR) y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Además, según el juez, Hacienda también ha constatado una posible defraudación de otros 2,6 millones para el ejercicio 2014, aunque con “salvedades”.

El juez Ruz acuerda, asimismo, citar para el mismo día 13 de junio como peritos a los empleados de la empresa Deloitte que auditaron las cuentas del club. El juez pide también a las partes que se pronuncien “sobre la procedencia de dirigir el procedimiento respecto de las personas intervinientes en los diferentes contratos objeto de investigación”.

El magistrado solicita a su vez al Barcelona diversa documentación no recabada hasta ahora, como las retenciones ingresadas por el club en virtud de la regularización voluntaria efectuada tras admitirse la querella de Cases. De igual modo, pide a la entidad culé que detalle las “cantidades satisfechas derivadas de los contratos” para el traspaso de Neymar y que aclare si asumió el “reembolso de gastos o pagos directos” por la instalación en España del futbolista y su familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario